sábado, 17 de septiembre de 2011

Believe.

Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario