sábado, 17 de septiembre de 2011

Es él. Ese que en el momento menos esperado aparece y sin querer le sonríes. Ese que consigue que en vez de que te llamen por tu nombre te llame bipolar por tus múltiples cambios de humor. Ese que esperas de vez en cuando en alguna esquina a que vaya y el nunca aparece. Ese que sabe cabrearte alguna vez u otra y te vuelve loca en cuestión de segundos. Ese que cuando te habla solo eres capaz de hacerle caso a sus ojos, a nada más. Ese del que te acuerdas muy a menudo y no aceptas que el acordarte de él no te guste, te encante. Ese por el que cuando sales por ahí te entran ganas de llamarle y al final nunca lo haces. Ese que parece que es tonto y no tiene un pelo de ello. Ese por el que antes de hacer nada te lo piensas todo dos veces. Es el por el que escondes sonrisas que nadie conoce y es dueño de todas y cada una de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario