miércoles, 18 de enero de 2012

No more.

Sabes? Pensé que nunca volverían a hacerme tanto daño como me has hecho tú, pensé que me había vuelto fuerte con todo esto pero veo que me equivoco, o eso o la gente va siendo más perra cada vez. Ahora mismo me vendría de puta madre que te pasara algo malo, que fueras capaz de comprender lo que siento. ¿Que te importo? No me hagas reír, por favor. Eres, no sé ni lo que eres, me besas, me abrazas y desapareces... ¿A qué crees estás jugando? Porque eso hace daño y ahora no me vengas con el que no sabes, cuando no te interesa hablar de ello nunca sabes nada. Pero, ¿sabes qué? Que no voy a cumplir el favor que me pediste porque nada va a ser igual, no esperes que te mire a la cara y sonría, que te de dos besos como si no hubiera pasado nada. Eres increíble, increíblemente gilipollas. No quiero tus lo siento, porque a veces es demasiado tarde parra arrepentirse, y ahora es una de esas veces. No me vuelvas a hablar, porque si lo haces peligrará nuestra "amistad" que crees que tenemos.
Un beso, pero este a diferencia de los tuyos, es de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario