miércoles, 25 de abril de 2012

Don't let me go

eres lo mejor para mi, soy lo mejor para ti, una vez aclarado esto puedo seguir con mi vida, se que es algo inesperado pero una vez confesado seguiré como si nada, no pensaré más en estas palabras, diré adiós y me daré la vuelta, porque no quiero ser dañada una vez más, y se que si llegas a negar mi lógica me derrumbaré y no veré el sol, me perderé en el cielo, y no habrá ningún ángel que pueda guiarme. Eres mi verdad, mis ocho días a la semana, y no quiero destruir todo lo que me costo crear de la nada, al principio me costaba asumirlo , no quería volver a caer, no quería rozar el cielo, no quería enamorarme de algún estúpido más, y me salio bien, porque tu no eres un estúpido, eres el ángel que alimente mis días, quien cura mis heridas, y se que me ha costado asumirlo, muy pocas veces lo digo en voz alta, para así poder olvidarte. ha llegado el momento decisivo, me cansé de mentirme hace mucho tiempo, lo digo en voz alta y noto como si una mariposa llegará y robará mi alma, puede que me mandes a paseo, que todo te parezca ridiculo, pero me canse de esperar a que apareciera el príncipe con el caballo, ¿tan raro es que la princesa lo valla a buscar a palacio? no me importa la manera si el resultado es tenerte, pero si hay una pequeña posibilidad de que haya otra respuesta no quiero saberla, ahórratela, sea lo que sea desapareceré, te confieso lo que siento y luego me voy, me voy para no volver, porque es demasiado el miedo que he acumulado en trescientos ochenta y tantos días, es demasiado el temblor de mis manos, se que no seré fuerte, así que seré sincera; no me gustan las despedidas, y se que esta vez no será una de ellas, ya que tu no te molestarás en venir tras de mi, sea cual sea la elección que tomes, quiero que sepas que dejé de creer en los cuentos de hadas el día que apareciste, y no te estoy pediendo que me busques una hada madrina, te pido que me escuches, lo olvides, y me dejes marchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario