domingo, 29 de abril de 2012

Las palabras que un día gravamos en nuestras almas están borrándose, las lagrimas están estancadas, no bajan de mis ojos y se lo agradezco, el día aun esta empezando y yo me encuentro sin ver el sol, pero no es algo malo, a veces necesitamos resucitar para aprender a ver las cosas de la manera en la que siempre debimos hacerlo, quizá el tiempo es la mejor medicina y la distancia el mejor vendaje. Debe de ser algo que hice bien en todo el tiempo que hacía cosas malas, y por eso hoy puedo ver más allá de tus ojos, y no comprendo como salieron las cosas así, pero tampoco quiero comprenderlo, lo único que tengo claro es que las hadas madrinas pueden salir de los cuentos y dar esa chispa mágica que necesitamos a la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario